Dust Race es competición en estado puro al alcance de cualquier aficionado al motor que quiera vivir la experiencia que supone dormir en medio del desierto tras una dura jornada a los mandos de tu vehículo, como un auténtico participante del Dakar.

Dónde acaba el asfalto, empieza la diversión

Aunque se trata de una prueba de regularidad, el diseño de puntuación hace que haya que demostrar habilidades en cuanto a velocidad, destreza, navegación y por supuesto colaboración.

En cada etapa encontraremos tramos de enlace, tramos de regularidad y tramos cronometrados. Además tendréis que superar Especiales en las que podréis recuperar puntos.

Dust Race no es una ruta turística. Hasta que no vives una experiencia así no puedes explicar con palabras lo que se siente.
No es un rally más

No olvidéis que es una carrera de resistencia, por lo que cuidar la mecánica y vuestras fuerzas serán piezas clave para conseguir llegar a la meta en Marrakech. Dosificad bien cada etapa, pues os iréis dando cuenta que cada una tiene su encanto y dificultad especial.